El canto del gallo

Autor: Pastor Héctor Spaccarotella

El canto del gallo

Escuché predicado muchas veces sobre este pasaje, especialmente trabajando en aquello que al predicador personalmente lo golpeó: “aprender a vivir después de la traición”. “Aprender a seguir viviendo, cargando cada día el canto del gallo en los oídos”. Decía un pastor que seguramente cada vez que un gallo cantara en el resto de su vida, Pedro recordaría una y otra vez que había traicionado a su amigo y maestro.
Me golpeó un escrito de la escritora Yolanda Tamayo sobre este pasaje. Ella dice que Pedro no se diferencia mucho de lo que vos y yo somos. Aunque nuestras vidas son muy diferentes a la de aquel pescador del Mar de Galilea, en el fondo, estamos hechos del mismo material, con la naturaleza pecadora que nos lleva a abandonar al Maestro cuando más nos necesita.